• Francisco Mendoza

TRES MOTIVOS PARA CAPACITARNOS

Si hay una enseñanza que se ha manifestado con contundencia en el contexto actual es que debemos estar preparados para todo tipo de situaciones. Ahora, en el contexto que vivimos, parece que los únicos caminos posibles a nuestro alcance nos plantean una renovación. Reinventarse está bien, buscar nuestra mejor versión es un esfuerzo loable y “resetear nuestro día a día” parece la medida más extrema.


Si bien vivimos momentos que nunca imaginamos vivir, a nivel personal y profesional, la pregunta que parece que evadimos es: ¿Qué tan preparados hemos llegado al ahora? ¿En qué situación nos encontró la pandemia?


Si la respuesta es “preparados para enfrentar esto”, ¡felicitaciones! usted y su equipo forma parte de un reducido grupo. Si la respuesta es “no tan preparados como hubiésemos querido” no hay por qué preocuparse, no somos los únicos en esta situación.

Quienes formamos parte del segundo grupo corremos un riesgo, el de creer que ante situaciones nunca vividas debemos actuar bajo el mismo esquema, actuar como nunca hemos actuado. No se trata de ser disruptivos en un momento que es desconocido para todos, se trata de estar preparados para actuar cuando un momento disruptivo como este llegue. Tratar de ser disruptivos mediante acciones poco planificadas y con equipos poco preparados puede resultar más costoso, podemos improvisar y hacer daño a nuestra marca, la personal y en la que trabajamos.


Finalmente, enfrentando las condiciones actuales y el panorama futuro, asalta una segunda duda, ¿Cómo mantenemos la actitud y el entusiasmo para continuar? Cuando los resultados nos son los esperados tras reinventarte, resetearte y ser la mejor versión posible, tirar la toalla siempre será una opción. La diferencia entre las personas y equipos de trabajo que superen este desafío y las que no, estará marcada por el carácter, la actitud y el entusiasmo. Factores que se los trabaja día a día, con constancia y con entrenamiento.


Las tres razones para capacitarnos siempre son estas:


1. Estar preparados para lo que pueda venir mejorando un 1% cada día.

2. Evitar la improvisación y actuar con argumentos.

3. Superar los obstáculos forjando carácter mientras lo hacemos.



¿Nos hemos capacitado lo suficiente? ¿Qué tan auténticas son mis actitudes en la actualidad? ¿Los mensajes que transmito son reales, tienen contenido? ¿Estoy siendo realista y dentro de la realidad soy optimista moderado?




7 vistas